Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
Lily flower and burning candles

5.11 ¿Qué pasa si alguien fallece sin los sacramentos o un funeral?

Vivir los sacramentos

Es muy triste cuando alguien fallece antes de que pueda haber recibido los sacramentos, tanto para la persona enferma como para sus seres queridos. Afortunadamente no hay necesidad de tener miedo, porque mientras hacemos lo que podemos para consolar a los moribundos, la misericordia y el amor de Dios son mucho más grandes que los sacramentos que él nos dio. Por ejemplo, si ningún sacerdote puede tener acceso a los enfermos para dar los sacramentos, ellos pueden hacer un acto de contrición perfecto para ser perdonados y si le dicen a Jesús de su deseo de recibirlo en la Comunión, ellos con seguridad van a recibir su presencia. Nadie muere solo, aún cuando tú no puedas visitarlos, porque Dios está con ellos. Y por lo menos puedes acompañarlos con tu oración. Jesús está con nosotros hasta el final, ¡él nos lo ha prometido! (Mt 28, 20).

Los funerales son necesarios tanto para los muertos como para los vivos. Es una gran pena cuando circunstancias extremas nos impiden una despedida apropiada y un funeral. Sin embargo, ¡no se desesperen! Dios seguramente recibirá a la persona muerta con gran amor y justicia: su deseo es de que todos sean salvados. No hay ninguna necesidad de que el cuerpo del difunto esté presente para celebrar la Misa fúnebre en la iglesia, aún meses después si las circunstancias así lo dictan. Algunas veces tampoco el rezar juntos es posible para aquellos que nos dejaron atrás. Pero la oración no está dictada por el lugar o la distancia: ¡dondequiera que estés, puedes estar unido en oración!

No te preocupes: El amor de Dios es aún más grande que los sacramentos que él nos ha dado. Podemos estar con nuestros muertos en oración, dondequiera que ellos mueran o en cualquier circunstancia.