Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
Hands resting on Bible

5.17 ¿Cómo puedo rezar en tiempos de crisis?

Rezando en tiempos de crisis

 

La oración es la mejor manera de enfrentar cualquier cosa, especialmente una crisis. No te preocupes de cómo rezas o de que solo te dirijes a Dios ahora que las cosas se han vuelto sombrías. El rezar te acerca más a Dios y a su fuerza y te ayuda a tomar decisions correctas. Puedes rezar con tus propias palabras, con la Biblia, el Rosario, los Santos… Aquí hay algunas oraciones que pudieran ayudarte.

 

Todo se derrumba…

Señor, 

Todo lo que sabía parece que se derrumba. 

La crisis se está acercando a mí. 

Me siento aislado y solo. 

Señor, ¿qué puedo hacer? 

Ayúdame a tomar las decisiones correctas. 

Ayúdame a hacer del amor el mandamiento primordial. 

Ayúdame a rendirme a tí. 

¡Ven a mi ayuda, Señor! 

Amén. 

 

Regreso a tí…

Querido Dios, 

en este tiempo de crisis del corona virus, me vuelvo a tí. 

No siempre te he sido fiel. 

Tiendo a olvidarme de tí cuando las cosas van yendo bien. 

Ahora me doy cuenta que te necesito más que nunca. 

Quiero hacer las paces y siento pena por lo que hice mal. 

Ayúdame a hacer lo correcto. 

Ayúdame a vencer mi miedo y difundir la paz.

Ayúdame a encontrar coraje y difundir la esperanza.

Ayúdame a olvidarme de mí mismo y difundir el amor.

Quiero rendirme a tí, sea lo que sea que pase.

Dios, ¡quédate conmigo ahora!

Amén.

 

Para aquellos que enfrentan la crisis

Señor Jesús,

Te pedimos por cada uno de los afectados por la crisis actual.

Por los que están sufriendo y muriendo. 

Por toda la gente que está sola o necesita ayuda.

Por los que trabajan sin descanso en defensa de la vida y la libertad.

Por el personal médico que cuida de los enfermos.

Por los líderes y las fuerzas de seguridad quienes trabajan por el bien común.

Por los voluntarios que visitan a los enfermos y cuidan de los que necesitan ayuda.

Por los pastores que ayudan a aquellos que buscan a Dios. 

Por cada persona que se hace presente para ayudar a otra. 

Señor, ¡escucha nuestra oración!

Amén.

Incluye a Dios en tu vida: dile lo que te molesta ahora, pide su ayuda para enfrentar esta crisis y rendirte a su fuerza.