Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
A hand holding a candle.

5.7 ¿Cuál es la diferencia entre la comunión real y la comunión espiritual?

Vivir los sacramentos

Hay varias razones por las cuales, sin culpa alguna de su parte, no puedes asistir a misa o recibir la comunión. Enfermedad, grandes distancias, cierre de iglesias, falta de sacerdotes, decisiones del obispo... Aún así, siempre y en todas partes puedes hacer una Comunión espiritual: expresar tu fe en la presencia de Jesús en el Sacramento de la Eucaristía, y tu deseo de recibirlo en tu corazón. Ten en cuenta que incluso cuando asistes a la misa dominical no tienes la obligación de recibir la comunión real.

Mientras no puedas recibir la Comunión, la Comunión espiritual honesta te da las gracias que buscas. Es una participación genuina en el cuerpo y la sangre de Jesús (imperfecto hasta que puedas recibir la comunión de nuevo). Es como cuando cantamos después de la consagración: "Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. Ven, Señor Jesús!". Solo cuando Jesús venga de nuevo podremos entrar en la vida perfecta con él para siempre. Hasta entonces tratamos de vivir nuestras vidas imperfectas lo mejor que podemos.

Mientras no puedas recibir la Comunión, la comunión espiritual te da las gracias que buscas.