Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:
A girl thinking

5.5 ¿Cómo puede este tiempo de dolor y sufrimiento producir algo bueno?

Vivir tu fe en tiempos de crisis

El dolor y el sufrimiento son malos y son totalmente contrarios al amor y a la presencia solidaria de Dios. Nuestra tarea es luchar contra el mal y disminuir el sufrimiento y el dolor de las personas que nos rodean. El cuidado por otro que sufre ya genera un poco de bien. De esta manera, un momento de crisis puede generar una nueva perspectiva de un amor desinteresado. Todo acto genuino de amor refleja el amor perfecto de Dios. Cuando las personas trabajan juntas para luchar contra el mal, comparten ese amor, incluso si no lo saben.

Jesús también ha sufrido mucho. Aunque, al contrario de la mayoría de nosotros, probablemente podría haber evitado su sufrimiento personal, lo aceptó por un bien mayor. Jesús ofreció su propia vida, para que podamos vivir. Lo hizo porque nos ama mucho a cada uno de nosotros. Así, le dio un cierto sentido al sufrimiento : ¡a través de su sufrimiento nos trajo un futuro! Por lo tanto, San Pablo también estaba feliz de sufrir, porque lo hizo sentir parte del sufrimiento salvador de Jesús. Tu también puedes pedirle a la gracia de Dios que sea lo suficientemente fuerte como para ofrecer tu inevitable dolor y sufrimiento a Jesús, uniéndote a él en su sufrimiento, deseando unirte a él también en su resurrección a la vida eterna.

La ayuda desinteresada para los necesitados es un gran bien en la lucha contra el mal. En tu sufrimiento estás unido a Jesús que sufrió en la cruz.