Todos los Tweets
Anterior:
Siguiente:

1.25 ¿Cuál es la moraleja de la historia del libro de Job?

Principales acontecimientos del Antiguo Testamento

Job tuvo una buena vida y confió completamente en Dios, pero le sucedieron muchas cosas terribles (por ejemplo, perdió a todos sus hijos y cayó enfermo). A pesar de su terrible destino, él continuó confiando en Dios. Las cosas malas en su vida vinieron de Satanás (el diablo), que pensó que Job solo creía porque tenía una buena vida (Job 1: 6-12)Job 1:6-12:"6. El día que los Hijos de Dios venían a presentarse ante Yahveh, vino también entre ellos el Satán. 7.Yahveh dijo al Satán: «¿De dónde vienes?» El Satán respondió a Yahveh: «De recorrer la tierra y pasearme por ella.» 8.Y Yahveh dijo al Satán: «¿No te has fijado en mi siervo Job? ¡No hay nadie como él en la tierra; es un hombre cabal, recto, que teme a Dios y se aparta del mal!» 9. Respondió el Satán a Yahveh: «Es que Job teme a Dios de balde? 10. ¿No has levantado tú una valla en torno a él, a su casa y a todas sus posesiones? Has bendecido la obra de sus manos y sus rebaños hormiguean por el país. 11.Pero extiende tu mano y toca todos sus bienes; ¡verás si no te maldice a la cara!» 12. Dijo Yahveh al Satán: «Ahí tienes todos sus bienes en tus manos. Cuida sólo de no poner tu mano en él.» Y el Satán salió de la presencia de Yahveh.".

Satanás hizo todo lo posible para que Job perdiera su fe, pero Job continuó confiando solo en Dios. Su perseverancia fue finalmente recompensada: después de que Satanás se rindió, Dios bendijo la vida de Job (Job 42:12) Job 42:12: "Yahveh bendijo la nueva situación de Job más aún que la antigua: llegó a poseer 14.000 ovejas, 6.000 camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas.". Para nosotros, también, el mensaje es que la confianza en Dios es finalmente recompensada, ahora en la tierra o más tarde en el cielo. A pesar del sufrimiento que vemos y experimentamos todos los días en este mundo, tanto nuestra vida como nuestro sufrimiento no son inútiles, gracias al amor de Dios.

> Leer más en el libro

Job muestra que, en momentos de dolor o tristeza, puedes tener fe en Dios: confiar en Dios siempre tiene recompensa, ahora o en el cielo.

Esto es lo que dicen los Papas

El hombre puede dirigir a Dios [la pregunta sobre el significado del sufrimiento] con toda la conmoción de su corazón y con la mente llena de asombro y de inquietud; Dios espera la pregunta y la escucha, como podemos ver en la Revelación del Antiguo Testamento. En el libro de Job la pregunta ha encontrado su expresión más viva. [Papa Juan Pablo II, Salvifici Doloris, n. 10]